En el trabajo de Estéfano se fijan bien las pinceladas

que quieren y logran ser perennizadas